¿Cómo colocar suelo laminado?

Instalar suelos de madera laminados es bastante fácil, pero ha que tener conocimiento de como se hace. Al contrario que el gres porcelánico o cerámico, el suelo laminado de plástico es una instalación seca: sin lechada, sin mortero, sin adhesivos para instalar y secar, es más sencillo. Las tablas laminadas no requieren herramientas especiales o sierras especiales, las sierras comunes van bien.

A diferencia de los suelos de madera maciza que necesitan ser clavados, el laminado se junta: es un suelo “flotante” que no está adherido al subsuelo. La instalación laminada es muy similar a crear un gran puzzle. Perfectamente en un día se puede instalar todo el suelo de una habitación.

Preparación Para una Instalación Adecuada:

El suelo base ha de ser plano, estar limpio y preparado para aceptar las laminas. El suelo laminado generalmente se puede instalar con éxito, y sin dificultad, directamente sobre revestimientos de suelos antiguos y viejos, como si fueran láminas de vinilo, siempre que la superficie sea plana y lisa. ​

Si la superficie de la habitación tiene daños o irregularidades, es posible que debas quitarla y colocar una capa base rígida de madera contrachapada delgada antes de colocar las láminas de espuma y, posteriormente, instalar el suelo laminado, así evitarás futuros problemas. 

Antes de comenzar la instalación, retira todos los zócalos y recorta alrededor del perímetro de la habitación, así como también cualquier resistencia de calefacción o cubiertas de conducto de retorno de aire montadas en el piso.

De esta manera, la instalación será mucho más dinámica y rápida.

Instalación

Recomendamos, antes de instalar, abrir un par de cajas de suelo y hacer una disposición preliminar en un suelo bien barrido antes de desplegar el subsuelo.

El objetivo no es colocar todo el suelo. En su lugar, colocar las tablas una al lado de la otra a lo largo de la habitación y unirlas. Esto te ayudará a ver cuántas filas se necesitan para cubrir la habitación, y también ayuda a practicar la acción de unir las tablas.

 

A continuación, haz una longitud de tablas de extremo a extremo. Pero en esta etapa, evita encajar las tablas tanto en los extremos como en los lados. Esto creará una cerradura difícil de deshacer y puede dañar el sistema de lengüetas y ranuras entrelazadas.

Una vez tengas una idea de la disposición general de la habitación y las medidas necesarias, levanta las tablas y apílalas en una habitación contigua para comenzar la instalación del suelo laminado

Deja que tu imaginación vuele

Cuéntanos tus ideas y solicita el presupuesto ideal para tus objetivos.

instalación de parquet

Los tablones son muy delgados, con un núcleo de fibra de madera que se corta muy fácilmente. Los bordes de corte se ocultarán cuando se instalen los zócalos y las molduras, así que los cortes perfectos no son necesarios.  Utiliza un metro para marcar las líneas de corte largas para los cortes al hilo a lo largo de las tablas del suelo.

Asegúrate de apoyar el extremo libre de la tabla para que los extremos no se rompan antes de completar el corte. Si hay obstrucciones o contornos inusuales que necesitan ser cortados en las tablas del suelo, como en el caso de tuberías que se extienden fuera del suelo, o alrededor de las molduras de las puertas, una sierra de calar con una hoja de corte de madera de dientes finos puede que sea necesaria.

Parquet en palma

Aconsejamos colocar una capa de espuma antes de instalar el suelo, ya que ayuda a absorber el sonido, proporciona una barrera térmica, facilita el caminar sobre el laminado y ayuda a que el suelo cubra los pequeños huecos y baches del suelo subyacente.Desenrolla las hojas de la capa inferior y junta los bordes firmemente sin superponerlos.

Asegura las costuras con cinta adhesiva. Algunas capas de base vienen con bordes adhesivos que se pelan y se pegan para unir las piezas. La base de espuma es la opción estándar, pero hay otros tipos que ofrecen diferentes propiedades, como la insonorización, la resistencia a la humedad y la amortiguación adicional.

Empieza cortando las lengüetas de las tablas que bordearán la primera pared, usando una sierra de mesa o una sierra circular. Comienza colocando esta primera fila en la pared más larga, con los bordes recortados de las tablas contra la pared. Te recomendamos empezar por el lado derecho y trabaja hacia la izquierda. 

mujer-instalando-piso-lamidado

Colocar espaciadores entre el suelo y la pared puede ayudar a mantener este espacio. Este espacio de expansión es crítico para un piso laminado flotante, ya que se expandirá y contraerá debido a los cambios de clima. 

Procede con tablones adicionales de longitud completa, trabajando hacia la izquierda hasta el final de la habitación. Usa un mazo de goma para unir los extremos de los tablones, asegurándote de que las costuras estén bien apretadas. 

Si se hace correctamente, las uniones de los extremos deben estar apretadas, sin espacios.

Una vez que llegues al extremo izquierdo de la primera fila, el último tablón será probablemente demasiado largo. Mide la longitud necesaria y transfiere esa medida a un tablón de tamaño completo, midiendo del lado derecho al izquierdo, para que el lado de la lengua del tablón se conserve para unirse al último tablón completo

Retén el extremo cortado; esto formará la primera tabla en la segunda fila, comenzando de nuevo en el lado derecho de la habitación.

Encaja la última pieza cortada en la primera fila de suelo.

Asegura la junta del extremo de la lengüeta y la ranura.

Deja que tu imaginación vuele.

Ir arriba